Artículos

La Marcha de los pingüinos…

By 15 noviembre 2019 junio 15th, 2020 No Comments

…o cuando los padres hacen lo que deben hacer.

Hace algún tiempo, se emitió por una señal de Cable en Argentina el documental «La marcha de los pingüinos». ( no confundir con la pelicula de dibujos animados, en este caso me refiero a la documental Francesa.)

Al verla uno entiende porque recibió tantos premios.

Desde el punto de vista documental fue una tarea faraónica y desde la fotografía un legado de perfección.

Mientras la disfrutabamos, se nos ocurrio pensar que, muchas veces recibimos señales o enseñanzas que simplemente dejamos pasar. Y que quizás esta era una de esas situaciones que sería conveniente no desperdiciar.

El pingüino emperador, además de ser unos de los más bellos de su especie, efectúa una travesía increíble.

Soporta las inclemencias climáticas más duras (- 60° y vientos de 100kms. por hora) y se somete a un sacrificio físico terrible.

No ingiere alimentos por semanas y semanas, y eso es sólo para permitir que sus hijos puedan nacer en un lugar seguro: Adonde él va, no hay depredadores.

Permanecen durante meses en la oscuridad absoluta.

Primero incubando sus huevos y luego con sus pichones, protegiéndolos, hasta que ellos «verdaderamente puedan valerse por sí mismos».

Los pichones dependen de la presencia del pingüino adulto y que este haga lo que debe hacer para protegerlos y que ellos se desarrollen y evolucionen .

La evolución y el instinto lo moldearon para que así se comportara.

El pingüino lleva al extremo eso de proteger a sus crias, no le parece?

Seguramente nosotros tambien estariamos dispuestos a hacer lo necesario para que nuestros “pichones”, puedan crecer con todo aquello que necesitan.

Es mas, sabemos que si no lo hacemos, los sufrimientos llegan y son mucho mas que climáticos.

Los humanos además del instinto ancestral, contamos con el raciocinio.  Y eso nos permite evaluar los riesgos y ponderar los beneficios de proteger lo que mas queremos.

Los pingüinos no pueden tomar un seguro de vida, que les garantice la protección de su familia,(alimentos, calor, resguardo, etc).

Sin embargo, su instinto seguramente los incentivaría a tomarlo, si les fuera posible, ya que en su caso, si ellos mueren, su descendencia también muere.

El instinto humano nos inclina a pensar, que somos inmortales, que nada pasará, pero vemos a diario como muchas familias quedan devastadas por una desgracia o una enfermedad.

 

Nuestro consejo:

Siga el camino que le marca su inteligencia.

Use toda la fuerza del raciocinio, para que el deseo…que el insitinto, y el sentido común reclaman, pueda cumplirse y proteja a los que mas ama.

Recuerde: Ya sea que tome usted un seguro o no, alguien lo paga siempre.
O es usted, o es su familia.

Afectuosamente.


Asesor Manager
DVbrokers
www.danielvillella.com

Daniel Villella

About Daniel Villella

Abrir chat
¿Necesitas hacer una consulta?