Artículos

Zimbabwe, el espejo que adoramos.

By 12 agosto 2020 noviembre 18th, 2020 No Comments

Bien dicen que Argentina es ese país del que te vas durante 20 días y cuando vuelves, todo ha cambiado.
Y si te vas durante 20 años, cuando vuelves, no cambió nada.

Somos repetidores crónicos de errores.
Nuestras crisis económicas son el resultado de una acción deliberada, consiente en general,  que ejecutamos para estar cada vez peor en ese sentido. Y no hay remedio a la vista.
Se necesitaría un cambio cultural que tampoco estamos dispuestos a realizar. Somos, como sociedad los únicos responsables de ello.
No busque en los políticos a un chivo expiatorio. Ellos son un reflejo de sus votantes.

Vivir con inflación de dos dígitos, con incertidumbre económica, repitiendo errores, y deteriorando el nivel de vida general del país, claramente es nuestra «Zona de Confort».
O al menos los es para algo más de la primera minoría que elige gobernantes.
Aceptémoslo. Los hechos lo demuestran. Son más de 80 años ( con un breve paréntesis) destruyendo nuestra moneda y nuestra economía. Nos gusta.  Sembramos la semilla y luego cosechamos ese grano amargo con alegría.

No acabamos de entender que un país solo es sostenible como tal, por tres factores indispensables:
Territorio ( fronteras que lo delimitan), Una Constitución Nacional ( Base de las leyes que como sociedad aceptamos respetar) Y una moneda sana ( Clave para una economía fuerte y factor fundamental para evitar luchas internas o disgregación social).
No importa cual sea la moneda, siempre que sea sana. Sin ellos el país como tal dirige su proa hacia un Iceberg.
Podrá decirme que los países no se suicidan, no «desaparecen» . En cierto punto es verdad, pero hay ejemplo  de divisiones, separatismo y países inmersos en guerras «infinitas».

Nos resulta difícil  entender que emitir moneda es endeudarse.
Que la emisión de moneda no genera riqueza. Y que emitir sin respaldo (reservas) es como emitir cheques sin fondos.
Y como somos incapaces de entender el concepto, lo repetimos y apoyamos a quienes lo hacen. Aún cuando quienes lo hacen (gobernantes de turno) no pagarán esa deuda. Lo haremos nosotros.
Es una especie de circulo vicioso en el que estamos inmersos con una  autoflagelación enfermiza.

Así que como esto no tiene cura en las próximas décadas, y no hay vacuna que lo resuelva, lo único que nos queda es adaptarnos a la situación  y ver como podemos mitigar el impacto.
Y mientras tanto esperar por un cambio cultural que nos llevará 20, o 30 años. Si es que comenzáramos hoy.

Zimbabwe es un «buen espejo» que nos representa, aún con sus diferencias. Ellos viven en una hiperinflación constante desde hace mucho tiempo.
Trataron de adoptar otra moneda, incluso una especie de bono, luego una mezcla con una cripto,  pero cuando los gobernantes vieron que no podían emitirla, buscaron alternativas hasta que hoy, «felizmente», vuelven al primer amor : «una nueva moneda que traerá prosperidad y crecimiento». En el medio, purga de opositores que no quieren que el país crezca. Puede que le suene conocido.

Argentina anuncia la emisión de un nuevo billete de 5.000$. No existen en circulación billetes de 5.000 euros o 5.000 dólares, o 5.000 libras esterlinas, o 5.000 Francos Suizos. No son necesarios. Con menores denominaciones pueden comprar todo lo que necesitan.

El activo subyacente del peso Argentino son unos 8.000 MM de USD de reservas de libre disponibilidad. Usted no querrá saber cuantos pesos están en circulación.
No quiero ser yo quien le de el dato. Es fácil encontrarlo, pero mejor no lo busque. Para que agregar otra preocupación.

Pero no se preocupe , Usted está leyendo este artículo, lo cual significa que quiere ocuparse, que quiere salir del circulo. Y aquí estamos para ayudarle.
El primer paso para proteger sus ahorros, acaba de darlo. Lo segundo , si es que no quiere quedarse con un activo que pierde, y perderá muchísimo valor en los próximos meses, es moverse rápido e intercambiarlo por activos que puedan ser reserva de valor,  e incluso, que puedan incrementar el mismo.

Se que la lucha interna por salir de la «zona de confort» puede ser intensa. Siente que «es mejor consumir que ahorrar» , verdad?
Pero por más que resulte placentero el consumismo,  una parte de sus ingresos deben guardarse  siempre.
Por otro lado, no tenga dudas que la incertidumbre, madre de la inmovilidad, no son buenas compañeras de ruta en este momento.
Suélteles las manos.

Podemos acompañarlo, y juntos caminar por un sendero que no deteriore sus ahorros. Opciones hay muchas, su perfil de inversor, su visión del futuro, el capital del que disponga, podrá ayudarnos a conducirlo hacia las alternativas que mejor se adapten a sus deseos.

Diversificar es clave.
Diversificar con activos no correlacionados es fundamental. No invertir sus ahorros en el mismo lugar de donde saca sus ingresos debe ser una premisa, a menos que quiera darse un disparo en el pie, ya que silo hace , al caerse uno , se caen ambos.

Busque ayuda profesional, no son tiempos para tomar decisiones emocionales, o copiar lo que hace otro solo porque puntualmente le fue bien. Estaría apostando en lugar de invertir.

Podemos ayudarle,  mientras todos esperamos los 20, o 30 años  que nos lleve el cambio cambio cultural.

Comience hoy. Recuerde que cada día, sus pesos pierden valor.

Afectuosamente.

 

 

Daniel Villella
Asesor Manager
DVBrokers
Daniel Villella

About Daniel Villella

Abrir chat
¿Necesitas hacer una consulta?