Artículos

Arreglo con los bonistas: El camino mas largo para llegar al Default?

By 4 agosto 2020 septiembre 1st, 2020 No Comments

El gobierno argentino ha anunciado el arreglo con los tenedores de bonos de deuda argentina.

Parece una buena noticia. Principalmente para las empresas privadas argentinas que podrán acceder al crédito para renovar los 16.000 MM de USD que adeudan, lo cual seria imposible si Argentina hubiese entrado en Default.

Pero para el país, es una buena noticia?
Si. Claramente es una buena noticia. Pero solamente eso.
No pensemos que rápidamente llegaran inversores deseosos de comprar nueva deuda argentina sin antes conocer un plan económico y comprobar que el país va a cumplirlo. Más aún en el actual contexto de «flight to quality »

Hagamos un paralelismo e imaginemos  que su familia tiene muchas deudas. Muchas.
Además usted tiene pocos ingresos por su trabajo. Si no tiene acceso a un nuevo crédito, no tiene otra alternativa que bajar el gasto, y que otros miembros de la familia comiencen a trabajar para incrementar los ingresos.

Si lo hacen y sostienen la baja del gasto,  eso se traducirá en un superávit  que les permitirá pagar la deuda de forma genuina.

La cantidad de tiempo en que su nivel de vida bajará hasta terminar de pagar, dependerá del nivel de deuda que tenía al inicio o si logra incrementar fuertemente los ingresos para que ese tiempo sea más corto y poder llevar, genuinamente, a un mejor lugar su contexto económico familiar.

No hay magia: 600 años de historia económica lo demuestran.

Argentina, tiene «emitido cheques en dólares» por unos 320.000 Millones. Además tiene «emitidos cheques en pesos» (entre los que están los billetes que usted tiene en sus bolsillos) por algo así como 1,8 BILLONES, los llamados «pasivos monetarios del BCRA».
Para empeorar el panorama,  cada 5 pesos que el gobierno gasta, recauda 3.
Y hay unos 12 MM de trabajadores registrados, de los cuales más de 6 MM trabajan en el estado.

El infierno devolvería, creo, una imagen mas agradable.

Con lo cual la Argentina tiene que , como mínimo, encarar los siguientes cambios:

  • Bajar fuertemente sus gastos. (subsidios, gastos de estructura estatal (personal), y política, privatizar empresas, congelamiento de salarios estatales, entre otras medidas básicas.
  • Reforma fiscal. Eliminar unos 163 impuestos de los 166 que tiene hoy la Argentina y pasar al de los países avanzados con una estructura de 3 a 6 impuestos. Lo que parece una «baja de sueldo» (menos impuestos) por el contrario, es un estímulo para la inversión y la demanda laboral que generará nuevos ingresos a los impuestos creados.  Dinamarca y el   Reino unido son la prueba de que se puede aumentar la recaudacion bajando impuestos.
    Podríamos tener, por dar un ejemplo,  2 impuestos nacionales ( Ganancias e IVA) y un impuesto por provincia. El estado podría incentivar una «lucha entre provincias» por la eficiencia, otorgando un crédito a tasa cero,  a 10 años,  a las empresas que quiera mudarse de la provincia A a la provincia B porque esta última cobra menos impuestos que la primera. Una reducción de 10 puntos en el impuesto a las ganancias a las empresas que inviertan en infraestructura (lo que mas necesitamos) y desarrollo de tecnologías. Eliminación de las retenciones a las exportaciones ( hay que estimular el ingreso de dólares)
  • Reforma laboral. Fin de las convenciones colectivas de trabajo. Eliminación de los impuestos al trabajo. Eliminación del aporte patronal a los sindicatos (en igualdad ante la ley los sindicatos deberían aportar el mismo importe a la Asociación empresaria por ejemplo) Eliminar doble indemnización. Beneficio al empleo joven. Obra sociales sindicales deberan transformarse en SRL y los miembros de la comisión de los sindicatos deberán presentar DDJJ de bienes o perderán personería jurídica.
  • Reforma jubilatoria. Permitir la libre elección de jubilaciones privadas. Estimular el ahorro aumentando el limite de los deducibles de impuesto a las ganancias aquellos importes que se inviertan en planes de jubilación (digamos 20.000 usd al año) estimulando el ahorro. De esa forma si alguien ahorra con un objetivo temporal de 20 años, se pueden dar créditos a 20 años para compra de casas, autos, maquinaria etc.

Todo esto, convengamos, es la antítesis de lo que han pregonado y ejecutado los distintos gobiernos, casi sin interrupciones, durante los últimos 70 años. Es decir que, ese «evangelio», no está en su biblia.

Y sin reforma, el arreglo se transforma en una compra de tiempo que terminará con una situación similar a la actual, pero con mas desprestigio frente a la comunidad internacional.

Pero además, no podemos dejar de lado que, al actual gobierno,  la primera minoría que los ha votado, no está preparada culturalmente ni ideológicamente para una reforma de este tipo, tan necesaria como única. Adicionalmente no tienen frente a ellos a un líder carismático que logre convencerlos que el barco debe cambiar de rumbo.

Con lo cual, por un lado porque no creen en la reforma, y por el otro lado porque no la aceptan, la noticia del arreglo con los acreedores es solo eso, una noticia.

Quizás en unos 15 o 20 días, como máximo conozcamos un plan económico. Pero ya no recuerdo haber escuchado una reforma y un  plan económico integral desde hace unos 28 años. Por lo que, basado en la experiencia, hay pocas expectativas, pero mantengamos la esperanza.

Volviendo al arreglo : Buena noticia, si. Pero tal vez solo sea otro camino, para llegar al mismo sitio en el que estábamos antes del acuerdo.

Como que que ayer llovió, hoy salió el sol, pero para mañana se anuncian tormentas.

 

 


Daniel Villella
Asesor Manager
DVBrokers
Daniel Villella

About Daniel Villella

Abrir chat
¿Necesitas hacer una consulta?